Como son las Estafas con Tarjetas de Crédito por Internet Más Conocidas y Cómo Evitarlas

 

El dinero, poco a poco, se ha ido haciendo más pequeño y mucho más manejable.

 

Desde los doblones de metales pesados hasta los billetes ha pasado mucho tiempo. Y, hoy día, casi casi que el dinero es virtual.

 

Bitcoins, transferencias bancarias y tarjetas de crédito son el equivalente del siglo XXI a las pesadas monedas de oro.

 

Y, si bien, nadie puede negar su comodidad y su seguridad, tampoco es cuestión de ser necios y creer que no existen estafas con estos nuevos medios de pago.

 

Es que el número de fraudes con tarjeta de crédito alrededor del mundo no es nada despreciable y sucede  con mucha más frecuencia de la que pensamos.

 

Existen estafas que requieren que la tarjeta de crédito esté presente.

 

Un ejemplo de esto es el  skimming. Una estafa mediante la cual, utilizando tecnología especial, los estafadores copian la información de las bandas de las tarjetas y duplican los plásticos.

 

Sin embargo, en este artículo,  nos enfocaremos en analizar las estafas que se realizan en internet, es decir con las tarjetas no presentes.

 

Una estadística establece que el 69% de los fraudes con tarjeta de crédito se da a distancia, así que, claramente, este es el medio elegido por los estafadores para defraudar.

 

Tiene lógica: detrás de una pantalla, nadie les pedirá una identificación ni notará que se ponen nerviosos cuando cometen el delito.

 

Veamos cuáles son las estafas más comunes, cómo evitarlas y qué hacer cuando han ocurrido.

También debes Leer  Cómo Funciona una Estafa Piramidal de Dinero

 

Porque courrirán: tenlo por seguro.

 

 

Las 3 estafas más comunes con tarjetas de credito:  

 

 

Phishing:

 

Un día abres tu correo electrónico y encuentras un mensaje de tu tarjeta de crédito,  de tu banco, de tu compañía de internet o de cualquier empresa o persona que conoces.

 

En ese mensaje te solicitan que ingreses a un enlace que ellos te proveen y que, en dicho enlace, entre otras cosas, coloques los datos de tu tarjeta.

 

La excusa para solicitarte dicha acción puede ser cualquier cosa: un problema técnico, una verificación de seguridad, una necesaria y urgente actualización de datos. Imagina lo que quieras: la imaginación es el límite.

 

Una vez que ingresas a dicho enlace y cargas los datos de tu tarjeta, los estafadores que se han hecho pasar por alguien que conoces, se han hecho de los datos de tu tarjeta y los utilizarán hasta agotar los límites y tus fondos.

 

Es cierto que Gmail y otros servidores poseen medios para detectar posibles casos de phishing pero, hasta ahora, los esfuerzos parece ser vanos y las alertas insuficientes.

 

 

Páginas inseguras de  comercio en línea:

 

También debes Leer  Cómo son las Estafas en Sitios de Reservas de Alojamiento

Si vas a realizar una compra en línea, asegúrate que su URL comience con la sigla “HTTPS”. Esos son los sitios  que tienen los protocolos de seguridad adecuados.

 

Si, en cambio, la sigla que aparece es “HTTP” el sitio no es seguro y puede que sustraigan los datos de tu tarjeta. 

 

Ten cuidado.

 

 

La estafa del calendario de Google:

 

Se trata de un tipo particular de phishing en el que, a través de Google Calendar, los estafadores envían invitaciones a los usuarios. Dichas invitaciones llegan a través del correo electrónico de Gmail.

 

Como la herramienta es Google Calendar, Gmail no detecta esos correos como posible phishing, por lo que no activa su alerta.

 

En esos mails se les brinda información a los usuarios y se les pide una serie de datos.  También se les solicita un pequeño pago por el servicio que ofrecen en el correo.

 

Al realizar el pago —pago por un servicio que, a las claras, no existe—, los estafadores se hacen de los datos de las tarjetas de crédito y, luego, las utilizan para comprar cualquier cosa en línea.

 

La estafa funciona porque las víctimas no sospechan de los mensajes que reciben a través de Google Calendar.

 

 

 

¿Cómo prevenirte de las estafas?

 

 

  • Evita dar información sobre tu tarjeta por correo electrónico, SMS,  Whatsapp, Telegram o cualquier otro sitio.
  • Protege tu computadora y mantén optimizados los escudos y antivirus.
  •  Compra sólo en sitios en cuya URL aparezca “https” en la barra de búsqueda. Pero si en lugar de “https”, aparece “http” el sitio no será seguro y no deberías comprar allí.
  • Ten mucho cuidado con el “Phishing”. Mucho, mucho cuidado.
  •  No envíes información en los enlaces que recibes en tus correos electrónicos.  Tampoco en los archivos adjuntos.
  • Si vas a realizar una compra en línea, verifica el nombre del vendedor. Si encuentras comentarios negativos, busca otro vendedor aunque su oferta te seduzca. Ninguna oferta vale lo que tu tranquilidad.
  • Ante la menor duda, comunícate con tu tarjeta de crédito o con tu banco: ellos te informarán sobre sus procedimientos.  Pero hazlo telefónicamente o por la web del banco. Nunca a través de enlaces externos.
  • Procura llevar un exhaustivo control de gastos y, regularmente, chequea los resúmenes de cuenta. Si adviertes un gasto que no has realizado, comunícate con tu tarjeta.
También debes Leer  Como Funciona la Estafa Nigeriana o Timo 419

 

Qué hacer si te han estafado

 

 

Desconoce los cargos:

 

Antes que nada, comunícate con la empresa de tu  tarjeta de crédito y desconoce los cargos.

 

Un asistente te tomará el reclamo y, probablemente, cancelará el plástico que, posteriormente, será reemplazado.

 

Solicita que bloqueen la tarjeta

 

Si el asistente con quien te has comunicado no te sugiere esta acción, solicítala expresamente. De ese modo prevendrás nuevos gastos.

 

Avisa a tu banco:

 

Comunícate con tu banco y ponlos en conocimiento de lo sucedido.

 

 

Busca si hubo Phishing:

 

Revisa tu correo electrónico. Si encuentras algún correo en el que creas que se produjo el Phishing, realiza las acciones que te proponga el sitio. Luego, si tu proveedor de correo no lo ha hecho, bloquea a ese contacto.  

 

 

Haz la denuncia frente a las autoridades:

 

Tal vez no ocurra nada, pero de este modo habrá una constancia oficial de lo ocurrido y, probablemente, se abrirá una investigación.

 

 

error: Content is protected !!