En que Consistió el fraude de Volkswagen, como lo Detectaron, a quien Perjudico y como se Resolvió

FRAUDE EN RED, TU NOTICIERO SOBRE TIMOS

 

En 2015 se supo que la empresa de coches Volkswagen había colocado un software ilegal para alterar los resultados de los controles de las emisiones contaminantes en coches que usaban diésel, vendidos entre 2009 a 2015.

Como consecuencia, los motores superaron los rangos de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA).

Los coches normalmente emiten en condiciones normales hasta cuarenta veces el límite que se establece legalmente de óxidos de nitrógeno.

Más tarde la empresa quiso pactar a los propietarios de los vehículos afectados y a todos los concesionarios.

A Estados Unido le tuvo que pagar al Departamento de Justicia una multa de 4300 millones de dólares.

 

La EPA dijo que Volkswagen había colocado un software en todos los motores diésel de sus coches para poder superar las pruebas de las emisiones contaminantes.

En 2015 la EPA le dio a la empresa que había violado la “Ley del aire limpio”.

Alegaron en esta denuncia que los motores de cuatro cilindros de esta marca de coches y Audi tenían un software que era capaz de detectar el momento en el que el coche estaba haciendo las pruebas de emisiones y cambiaba los controles del propio motor para bajar las emisiones.

Los coches que salían airosos de la prueba, pero emitían durante su funcionamiento óxidos de nitrógeno de hasta cuarenta veces más de lo normal. El software, por lo tanto, se usaba para poder engañar y pasar la prueba sin complicaciones.

También debes Leer  Cuáles son los Fraudes más Comunes en Sitios de Comercio Electrónico y Cómo Prevenirlos

 

El Verdadero Descubrimiento

 

En 1998 a West Virginia University estuvo en la fabricación de la tecnología que era capaz de medir las emisiones de los coches mientras funcionaban.

En 2012 se le encargó hacer un estudio sobre los problemas de las emisiones de coches que usaban el diésel en conducción real por un precio de 50.000 dólares.

Observaron tres vehículos: Passat VW, Jetta VW y el BMW X5.

En 2015 se llegó a la conclusión de que la legislación sobre las emisiones en coches diésel en más laxa en Europa que en Estados Unidos.

 

Un estudio de Volkswagen llegó a la conclusión de que al no llegar a tener una solución para a superar los controles de emisiones de óxidos de nitrógeno de Estados Unidos, produjo el software que era capaz de manipular los resultados.

Más tarde dejaron el software. No fue un error, sino una serie de problemas que no se interrumpió en el tiempo.

También debes Leer  Como son los Metodos de Robo y Suplantación de Identidad, Que Consecuencias Traen y Como Evitarlos

 

Consecuencias de la Puesta del Software

 

En septiembre de 2015, el director de Volkswagen tuvo que pedir perdón a todos sus usuarios. Más tarde tuvo que dimitir y toda la responsabilidad recayó en Matthias Mueller.

Este quiso recuperar la confianza de los consumidores. Quería ofrecer una solución al problema que tenía la empresa por aquel entonces.

Reestructurar y reordenar toda la infraestructura era otro objetivo del nuevo responsable. Desde el año 2015 no venden coches que usen diésel en Estados Unidos.

Más tarde, en 2017 tenía la intención de volver a venderlos.

Para compensar todo tipo de pérdidas, a los modelos vendidos se les quería efectuar las adecuaciones esenciales, mientras que los coches que quedaban en stock que no se vendieran se mandarían a las fábricas.

La meta era exportarlos y comercializarlos en mercados que no habían sido  sacudidos por el escándalo de la empresa. En México el precio de los coches que venían de Estados Unidos bajó para poder compensar las posibles pérdidas y mejorar la imágen que se tenía.

Los coches que se cogían de Estados Unidos se volvieron a vender con nuevas homologaciones.

Modificaciones

En 2019 por fin salió a la luz en Alemania el software modificado que se había instalado en los coches trucados para poder pasar la prueba.

También debes Leer  Cuales son los Fraudes Más Comunes a las Compañías de Seguros

Parece ser que solo funcionaban entre los diez y treinta y dos grados centígrados. Fuera de esta temperatura, los coches subían por encima de los niveles de emisiones que eran legalmente permitidos.

Los coches que se vieron afectados fueron los diésel Volkswagen, Seat, Audi y Skoda. Todo esto llevo a la presentación de nuevos temas judiciales.

Procesos Judiciales y Demandas

Se realizó una reserva de 6.500 millones de euros para poder costear el problema y el escándalo. En 2016 se produjo un acuerdo entre el gobierno federal de Estados Unidos y todos los usuarios de 475.000 coches diésel de la marca.

La empresa pagó 14.700 millones de dólares. El acuerdo decía claramente que los coches que no cumplieran con la ley  no podrían circular.

En 2017 muchos propietarios de Estados Unidos devolvieron sus coches a la empresa. Solo una pequeña cantidad de los usuarios quisieron quedarse con el vehículo para que Volskwagen los arreglara.

En enero de 2017, el FBI detuvo al responsable de todo el proceso de gestión de las emisiones por intentar estafar.

Modelos que Estuvieron Afectados

En el año 2015 los vehículos diésel formaban parte del dos por ciento del total de las ventas. Dos de cada tres coches eran de la marca Volkswagen. En Europa el 53% eran diésel y en España más concretamente el 66%. Los modelos más afectados fueron los que se vendieron entre 2009 y 2015.

 

 

 

error: Content is protected !!